En algunas épocas del año, principalmente en otoño e invierno, el dolor de garganta es muy común en las personas. Principalmente en aquellas que no suelen sentir frío y se descuidan por este motivo.

El dolor de garganta es un síntoma de un posible resfrío, puede venir acompañado de síntomas de gripe cómo dolor de cuerpo y un poco de fiebre. El dolor de garganta es muy molesto, nos cuesta hablar, comer y a la hora de dormir parece agudizarse y sentirse hasta cuando tragamos saliva.

Cuando tenemos este problema en la garganta, es muy común sentir que se nos cierra y que no podemos respirar correctamente, para esto existen muchos remedios caseros, que veremos a continuación que calmaran el dolor de garganta y ayudarán a una mejor respiración.

Gárgaras con bicarbonato para el dolor de garganta

Un remedio casero muy común pero efectivo, es hacer gárgaras con agua tibia y bicarbonato de sodio. Esto es muy útil para calmar el dolor de garganta, eliminar la mucosidad que puede estar alojada, además es un excelente antiinflamatorio.

Para preparar un buen remedio casero, debes mezclar 1 cucharada pequeña de bicarbonato de sodio en un vaso con agua tibia, mezclar hasta que se forme una solución homogénea y hacer gárgaras con ella por lo menos tres veces al día.

No utilizar demasiado bicarbonato de sodio, éste puede resecar las membranas mucosas e irritar la garganta, provocando un efecto totalmente opuesto al que estamos buscando. Recuerda que este método casero es para aliviar el dolor de garganta, pero debes cuidarte y hacer reposo para evitar que esto empeore.

Caramelos con antibióticos y antiinflamatorios para desinflamar la garganta

En cualquier farmacia puedes conseguir estos excelentes caramelos, diseñados especialmente para calmar y eliminar dentro de las veinticuatro horas los síntomas del dolor de garganta. Estos caramelos con antibióticos y antiinflamatorios son muy efectivos y de rápido efecto.

Puedes preguntar en tu farmacia local, si tienen caramelos con antibióticos para el dolor de garganta, el farmacéutico entenderá lo que estás pidiendo, siempre compra una marca conocida o la mejor marca de tu país.

Muchas personas compran estos medicamentos en su versión genérica o los más baratos, los cuales no tienen el efecto deseado debido a sus bajas dosis o baja calidad. Tal vez los medicamentos de marca sean un poco más costoso pero valen la pena.

Miel para el dolor de garganta

La miel por naturaleza es un antiséptico y antibacteriano muy poderoso. Cuando tenemos la garganta inflamada e irritada, generalmente se debe a un virus o una bacteria presente. Al ingerir miel, de preferencia pura, esta elimina aquello virus y bacterias que están ocasionando este problema y además suaviza la garganta.

Consumir 3 cucharadas de miel pura durante el día hará que el dolor desaparezca, es un excelente remedio casero y muy efectivo. Como si fuera poco, ayuda a calmar y evitar la tos, dolor o molestia de garganta al tragar.

Recuerda que los niños menores a 2 años no pueden consumir la miel real de abeja, ésta puede tener bacterias que su organismo no las puede combatir. Se recomienda utilizar este método casero sólo para que los niños mayores de 3 años.

Vinagre de manzana para la garganta cerrada e inflamada

Un remedio casero muy efectivo es utilizar el vinagre de sidra de manzana para el dolor de garganta, cómo sabemos, este dolor se produce por un virus que inflama la garganta produciendo dolor y flemas.

El vinagre de manzana por sus propiedades naturales es un excelente antibacteriano. Este atacara al virus, no sólo evitando que se reproduzca sino que eliminándolo poco a poco. Puedes consumir el vinagre de manzana en las ensaladas o en algunos casos, las personas pueden hacer gárgaras con el vinagre para desinflamar y desinfectar la garganta.

Si lo haces correctamente, en unas pocas horas podrás notar como tu garganta ya no molesta al tragar y va aliviándose poco a poco. Recuerda que puedes consumirlo o hacer gárgaras con el vinagre a la mañana, al mediodía y antes de dormir, con esto será suficiente para sentirse aliviado.

Jengibre para aliviar el dolor de garganta y el resfriado

Lo que vamos a utilizar del jengibre es la raíz, puedes consumirla rayada o rodajas de jengibre en cualquier infusión. Muchas personas desconocen las propiedades desinflamatorias y antivirales que tiene esta raíz.

Tomando 3 tazas grandes por día de té de jengibre, es suficiente para calmar los resfriados, el dolor de garganta y acelerar el proceso de curación. Lo único que tienes que hacer es, hervir la raíz de jengibre durante 10 minutos y luego dejar reposar.

Colaremos esta mezcla para obtener sólo el té y de preferencia tomarlo tibio. Hazlo en el desayuno, el almuerzo y la cena para obtener resultados más rápidos.

Limón y bicarbonato de sodio para aliviar la garganta

Podríamos decir que este es uno de los clásicos remedios de la abuela. También utilizado por aquellas personas utilizan su voz prácticamente todo el día y por los cantantes más famosos. Combinar el limón y el bicarbonato de sodio es una mezcla muy efectiva, utilizamos las propiedades antivirales del limón y el bicarbonato refrescar el aliento, se encargará de aquellas bacterias que pueden estar infectando e inflamando la garganta.

Para hacer una mezcla correcta debes hacer lo siguiente:

  • Mezclar 1 cucharada grande de bicarbonato de sodio con 250 centímetros cúbicos de agua tibia y medio limón.
  • Mezclaremos lo suficiente hasta obtener una mezcla homogénea y luego haremos 5 gárgaras seguidas de aproximadamente 30 segundos cada una.
  • Repetiremos este remedio casero para mañana, al mediodía y a la noche antes de dormir.
  • En 24 horas sería suficiente para que empiece a dar los primeros síntomas de resultados. Notarás que tu garganta está desinflamándose y ya no molesta al tragar o a comer.
  • Es importante realizar este método casero por lo menos durante 3 días, cuando los síntomas del dolor de garganta hayan desaparecido detener el tratamiento.