Causas de la bronquitis y bronquios tapados

Cuando una persona tiene los bronquios tapados o congestionados, en la mayoría de los casos se debe a un virus o a una infección. Esta es una patología, que se da comúnmente en aquellas personas con problemas de alergia, asma o que fumaron durante mucho tiempo.

Los problemas respiratorios no son un mal menor, siempre se recomienda consultar con un especialista en la materia para tener un diagnóstico correcto, de cuál es el problema y cómo debemos solucionar.

Sin embargo, cuando el problema de bronquios está en su etapa inicial, es muy posible que algunos remedios caseros como el jengibre, eucalipto, limón y mucho más, sean muy efectivos, no sólo para limpiarnos sino para descongestionarlos y evitar que el problema crezca.

Hiervas y algunos cítricos son excelentes para aliviar dolores en el pecho, expulsar mucosidad y desinflamar los bronquios. La naturaleza es muy sabia y nos da las herramientas necesarias para que nuestro cuerpo pueda curarse sin problemas.

En este artículo te mostraremos algunos de los remedios caseros, más efectivos para abrir los bronquios y descongestionarlos. Como dijimos anteriormente, siempre es bueno consultar con un especialista para tener un certero diagnóstico.

Té de cúrcuma para abrir los bronquios

La cúrcuma es una planta que tiene cientos de beneficios para las personas, pero tal vez no sabías que por naturaleza, es un excelente remedio natural para abrir los bronquios y tratar la bronquitis. Sus propiedades naturales hacen de ella, un antibronquial y un antiinflamatorio natural.

Aunque la cúrcuma puede utilizarse como un condimento para comidas, en este caso la vamos a utilizar a través de un té de cúrcuma, para maximizar la efectividad para abrir y limpiar los bronquios. A continuación veremos una receta fácil de hacer:

Vamos a necesitar

  • Un puñado de cúrcuma o cúrcuma en polvo. Ésta se puede conseguir en las tiendas naturistas.
  • Cáscara de limón rallada.
  • 1 cucharada grande de miel.
  • Agua (250 ml).
  • Té de manzanilla

Procedimiento

  • Lo primero que debemos hacer es colocar en un recipiente el agua y la ponemos a hervir.
    Luego agregaremos la cúrcuma, té de manzanilla y la ralladura de limón al agua caliente y mezclaremos.
  • Dejaremos hervir durante 15 minutos a fuego lento y revolveremos con una cuchara durante el tiempo especificado. Dejamos que la mezcla se asiente y repose durante 15 minutos.
  • Ahora con un colador, filtraremos la mezcla y utilizaremos la miel para endulzar.
  • Tomar esta infusión preferiblemente tibia, el calor es un factor importante para ayudar a la apertura de los bronquios.
  • Ingerir esta mezcla, una a la mañana temprano y otra antes de dormir.

Jengibre y limón para abrir y descongestionar los bronquios

Combinar el jengibre y el limón, significa unir las propiedades de cada uno para un beneficio en común. En este caso, aprovecharemos las propiedades vitamínicas de limón y las propiedades anti-inflamatorias y descongestionantes del jengibre para la bronquitis o bronquios tapados.

Además de ser una efectiva receta casera, también tiene buen sabor y puede tomarse varias veces al día. Recuerda que sólo debes tomar si sientes que tienes mucosidad o problemas leves para respirar.

Preparar este té de jengibre y limón es muy sencillo, solamente debes seguir las indicaciones al pie de la letra. Esto es lo que debes hacer:

Materiales necesarios

  • Raíz de jengibre jengibre en polvo
  • Un limón
  • Miel o algún edulcorante
  • Un vaso de agua

Procedimiento

  • El primer paso es colocar el vaso de agua en un recipiente y ponerlo a hervir.
  • Cuando el agua esté hirviendo, agregar dos o tres rodajas de jengibre o una cucharada grande de jengibre en polvo.
  • Dejaremos hervir el agua y el jengibre aproximadamente durante 5 minutos, luego a fuego muy lento dejamos reposar 10 minutos más.
  • Si hicimos esto correctamente, podremos ver que el agua ha cambiado un poco el color y lo que hacemos es filtrar o colar.
  • Ahora colocaremos la infusión en un vaso y exprimimos medio Limón en ella y mezclamos.
  • Agregamos os miel o algún edulcorante de preferencia para endulzarlo y poder tomarlo sin problemas.
  • Se recomienda tomar el té tibio si estás muy congestionado, luego con el pasar de los días puedes tomarlo frío sin problemas.
  • Es aconsejable tomar por lo menos 2 veces al día, preferiblemente una a la mañana y otra a la noche para acelerar el proceso de descongestión.

Eucalipto para abrir los bronquios y curar problemas respiratorios

El eucalipto es una planta que por sus propiedades naturales, resulta ser un antiséptico y descongestionante muy poderoso. Muy utilizado por aquellas personas con problemas respiratorios, y para acelerar el proceso de eliminación del mucosidad en las vías respiratorias.

La mejor manera de utilizar el eucalipto para los bronquios es a través de infusiones de té, combinado con otros remedios caseros efectivos como el limón o la menta. Recordemos que por naturaleza, el eucalipto tiene propiedades descongestivas. Si tu situación respiratoria es muy congestionada, entonces puedes combinar menta y eucalipto para mayor efectividad.

Té de eucalipto para los bronquios

Realizar el té de eucalipto es muy sencillo y simplemente debes hacer lo siguiente:

  • Colocar en un recipiente 300 cm cúbicos de agua y cuatro o cinco hojas de eucalipto verde.
  • Luego herviremos durante aproximadamente 15 minutos con el recipiente tapado, de manera que el vapor de eucalipto vuelva a la mezcla.
  • Terminado este proceso, dejaremos enfriar y tomaremos el té de eucalipto, por lo menos 3 veces al día.
  • Este te no sólo es muy efectivo para abrir los bronquios, sino también para calmar los dolores de garganta, catarro y síntomas de gripe.

Inhalaciones de eucalipto para abrir los bronquios

En este caso utilizaremos el eucalipto para inhalar los vapores que son muy buenos para descongestionar y limpiar las vías respiratorias. Esto es lo que debes hacer:

  1. En un recipiente grande, hervir agua y 10 a 15 hojas de eucalipto bien verdes durante aproximadamente 5 minutos.
  2. Cuando el agua empiece a hervir, podremos notar un vapor con aroma a menta empieza a salir del recipiente. Este es el vapor que debemos aprovechar.
  3. Apagaremos el fuego de la hornalla e inhalaremos el vapor de eucalipto, haciendo respiraciones profundas. Podemos utilizar una toalla sobre nuestra cabeza, en forma de campana para concentrar el vapor directamente sobre nuestra cara.
  4. Realizar inhalaciones pausadas, lentamente pero profundas. Si la estamos haciendo correctamente, notaras como casi mágicamente empiezas a respirar mejor y tus bronquios se abren para facilitar la respiración.