limpiar plancha bicarbonato
Rate this post

Una plancha que con el tiempo se ha ensuciado puede causar algunos inconvenientes a la hora de utilizarla y planchar gran cantidad de ropa. Con el paso del tiempo y el uso el agua que utilizamos para mojar la ropa antes de planchar va depositando algunos de sus minerales en la plancha, formando así sarro, pegándose polvo, etc.

La plancha se ensucia bastante cuando utilizas algún producto como el almidón o suavizante de ropa. La buena noticia es que una plancha es fácil de limpiar y más aún cuando lo hacemos seguido.

Existen químicos y productos diversos para limpiar electrodomésticos como la plancha y otros, pero en este caso vamos a centrarnos en algunos métodos caseros para limpiar artículos del hogar. En este artículo vamos a utilizar el bicarbonato de sodio y la pasta de dientes.

Bicarbonato de sodio para limpiar una plancha sucia

Cómo cabras y bicarbonato de sodio tiene grandes propiedades de limpieza, Muy utilizado el hogar no solo para blanquear ciertas prendas no también para hacer una limpieza profunda y quitar el mal olor de la ropa.

En este caso utilizaremos este poderoso elemento casero para limpiar la parte metálica para planchar Y dejarla como nueva, Sólo tienes que seguir Las siguientes instrucciones:

Crear una pasta con bicarbonato de sodio

Lo que haremos aquí es formar una pasta con bicarbonato de sodio y agua para aplicarla en la zona donde queremos limpiar. Vamos a necesitar una cucharada de bicarbonato de sodio y la mezclaremos con dos cucharadas de agua.

La mezclaremos un poco hasta formar la pasta de densidad media. Esto quiere decir que no tiene que estar ni muy aguada y muy espesa, lo suficiente para que esta mezcla pueda adherirse fácilmente a la plancha. Si es posible utilizar agua destilada para la mente.

Cómo aplicar la pasta

La pasta se aplica directamente en la zona donde está manchado o si tú deseas hacer una limpieza total, entonces debes esparcir la mezcla en toda la superficie de la base de la plancha.

Puedes aplicar y preparar la pasta con la mano o si deseas con algún pincel o espátula. Si está muy sucia o percudida entonces deja actuar la pasta durante al menos 15 minutos antes de limpiar.

Limpiando la mezcla de bicarbonato

Lo que haremos ahora es quitar la mezcla frotando y limpiando con una esponja de cocina o un trapo algo duro. Lo primero que haremos es mojar con agua la esponja o el elemento que vamos a utilizar para limpiar. Exprimir para sacar el exceso de agua y luego empezaremos a flotar en forma de círculo lentamente pero haciendo presión, así limpiaremos la pasta y eliminaremos la suciedad de la base de la plancha.

Si tu plancha es a vapor y tiene algunos orificios en su base entonces puedes utilizar algunos hisopos para poder llegar dentro de los huecos, o bien algún pincel para ir sacando la pasta.

Consejos finales

Luego de que la base de la plancha está totalmente limpia y brillante, lo que debes hacer ahora es asegurarte que esté bien seca y colocar la temperatura de la plancha en el máximo.

Tomaremos una toalla vieja que no usemos y vamos a planchar a su máxima potencia durante varios minutos para que termine de limpiarse por completo la base. Puedes repetir nuevamente todo el proceso si ves que aún le falta limpieza a la plancha.

Recuerda tener ciertas precauciones a la hora de usar la plancha caliente, antes y después de aplicar este método casero para limpiar planchas.

Pasta dental para limpiar una plancha

limpiar plancha

Otra forma casera muy efectiva para limpiar una plancha es utilizar la pasta dental. El poder blanqueador y su textura abrasiva hacen que sea una excelente manera para pulir las bases metálicas de una plancha.

La forma de aplicación es muy sencilla y puede hacerlo cómodamente desde su casa. Vamos a necesitar los siguientes elementos:

  • Pasta dental común o la más económica
  • Paño limpio o esponja para lavar platos
  • Agua común o si es posible agua destilada

Procedimiento

Vamos a colocar directamente la pasta dental en la zona en que está sucia la plancha. Esparcir con el dedo suavemente hasta cubrir toda la zona manchada. Con el trapo apenas húmedo vamos a flotar con fuerza en forma circular para ayudar a quitar la mancha de la base de la plancha.

Si vemos que la pasta está demasiado cerca podemos agregar un poco de agua y seguir frotando por lo menos durante 5 minutos. Luego enjuagaremos la esponja o el trapo, vamos a dejarlo lo suficientemente limpio para volver a flotar la pasta hasta que no quede nada.

Cuando veamos que la base de la plancha está totalmente limpia vamos a proceder a encenderla y a colocar su máxima temperatura. La probaremos planchando un papel de diario o una toalla o prenda vieja que no utilice.

Vamos a planchar varias veces hasta que notemos que está suave y se ha limpiado por completo. Claro que existen muchas formas de limpiar una plancha y si por alguna razón está no te funciona puedes navegar con nuestro sitio y encontrarás muchos más métodos caseros para limpiar planchas.