Las quemaduras por altas temperaturas o calor son muy comunes, es el resultado del contacto de la piel con un vapor caliente o algún objeto o líquido. En otras ocasiones, como las quemaduras de sol son ocasionadas por la radiación solar y por el tiempo alto de exposición a ellas.

En la mayoría de los casos se tratan de quemaduras leves o de primer grado, pueden ser calmadas y curadas con algunos trucos caseros. En este artículo, veremos cómo utilizar cremas caseras para aliviar el dolor de la quemadura y ayudar a que sane rápidamente. También hablaremos de qué debemos hacer cuando sufrimos una quemadura leve y como tratarla lo antes posible.

¿Cómo debo reaccionar ante una quemadura?

Es importante para cualquier persona y en especial si eres madre o padre, tener conocimiento de cómo atender rápidamente una quemadura leve, cuáles son los pasos correctos a seguir antes de recurrir a un especialista.

Agua fría para aliviar las quemaduras

Un paso importante es aplicar agua bien fría durante unos buenos minutos, está alivia el dolor y desinflama las heridas. Si la quemadura se produjo por agua hervida o un líquido similar, es muy posible que las heridas sean leves, pero si la quemadura se produjo, por ejemplo con aceite hirviendo, es muy posible que la herida llegué a las partes más profundas de la piel.

Por este motivo, si eres tú la que sufre la quemadura o un familiar, lo primero que debes tener en cuenta es con que fue realizada la quemadura y actuar referente a esto. El agua fría es un excelente recurso para la inflamación y aliviar el dolor. Pero luego de esto, lo primero que debes hacer es recurrir a un especialista, en este caso un dermatólogo.

Cuando la quemadura es profunda, entonces debes utilizar una gasa esterilizada para tapar la quemadura mientras nos dirigimos lo antes posible a nuestro médico de confianza. Recuerda no ajustar demasiado la gaza, esta tendrá a pegarse en la piel quemada y dolerá mucho al tratar de sacarla.

Crema Casera de Aloe Vera para Quemaduras con Agua Hirviendo

Como dijimos anteriormente, las quemaduras con agua hirviendo en su mayoría son quemaduras de primer grado o segundo como máximo. Debes enfriar la herida con agua fría y nunca utilizar hielo.

Para mantener fresca la zona, un excelente truco es utilizar aloe vera. Como las heridas por quemaduras nunca están previstas y no siempre tenemos en nuestro hogar cremas especiales para las quemaduras es importante utilizar la sabila.

Propiedades del Aloe Vera para las Quemaduras

Esta planta crece prácticamente en cualquier parte del mundo, es excelente no sólo para las quemaduras sino para cualquier herida. Tiene la capacidad de refrescar la zona y sus propiedades naturales antibacterianas y antivirales, evitan infecciones y aceleran la cicatrización.

Puedes crear una crema casera con gel de aloe vera o aplicar directamente el gel o la pulpa de la planta. Estos son los pasos que debes realizar para crear una crema de aloe vera para quemaduras rápidamente:

  • Pelar una hoja de aloe vera de modo que únicamente quede la pulpa.
  • Luego, cuando tengamos una buena cantidad de pulpa podemos licuarla para obtener un gel o líquido espeso que utilizaremos como crema.
  • Si este líquido es demasiado espeso, puedes agregar chorritos de agua hasta darle la densidad justa para que pueda aplicarse en la piel.

Sin embargo, una buena opción es colocar directamente en la herida el gel o pedacitos de la planta de aloe vera para que esta rápidamente empiece actuar. Si por alguna razón no tienes una planta de aloe vera en tu casa, seguramente un vecino lo tendrá, si no es así puedes conseguir gel de aloe vera en algunas farmacias.

Cremas para Quemaduras de la Piel por Aceite Caliente

Las quemaduras con aceite caliente o hirviendo son unas de las más dolorosas que puede sufrir una persona. La diferencia con el agua, el aceite necesita mucho más temperatura para poder hervir o calentar lo suficiente, por este motivo, al quemarnos con aceite estamos sufriendo con calor mucho más grande.

Como dijimos anteriormente utilizar agua fría es un buen truco para bajar la temperatura en la herida y aliviar un poco el dolor. No utilices hielo directamente en la quemadura y mucho menos agregar bicarbonato o sal que aumentará el dolor.

Aloe vera y pepino para quemaduras de segundo grado

Cuando las quemaduras son un poco más profundas, el aloe vera o pepino es una de las mejores formas caseras de aliviar el dolor. En párrafos anteriores, hemos mostrado cómo puedes crear rápidamente una crema a base de aloe vera para aplicar en las heridas y lo mismo puedes hacer con el pepino.

También es muy efectivo aplicarlos directamente en la herida, con una gasa esterilizada cubrir la mientras buscamos un médico rápidamente. La idea de realizar cremas con estos remedios caseros, es que es más fácil de aplicar y puedes transportarla en un recipiente y aplicar en la herida varias veces al día.

Pomadas o cremas para quemaduras con hielo

También existen quemaduras por muy bajas temperaturas, esta clase de quemaduras son poco comunes en las personas normales, pero moneda corriente para aquellas que trabajan en las alturas y en climas muy fríos.

Las heridas ocasionadas por el frío suelen ser tan grave como aquellas producidas por el calor. Aunque, como dijimos anteriormente, son poco frecuentes pero suelen ocurrir. Como esta clase de quemaduras son muy diferente a las quemaduras por calor debemos tratarlas con métodos contrarios.

Si por alguna razón sufriste quemaduras por frío, lo primero que debes hacer es tratar de calentar la zona con un poco de agua tibia o agua a temperatura ambiente. Como podrás darte cuenta, lo que siempre tratamos es de estabilizar la temperatura de nuestra piel.

No podemos aplicar aloe vera o ningún remedio casero que sea refrescante, entonces vamos a utilizar otros que son muy efectivos, como por ejemplo el aceite de oliva.

Aceite de Oliva para las Quemaduras de Frío

La aplicación de este remedio casero es muy sencilla, sólo debes aplicar un poco de aceite de oliva en la herida y suavemente con el dedo cubrir toda la zona. Este aceite es muy efectivo porque devolverá a la piel la temperatura normal, sus propiedades antibacterianas eliminarán bacterias y virus evitando así futuras infecciones.

Si estás expuesto a temperaturas bajas con regularidad, es una buena idea siempre tener una botella de aceite de oliva para estos problemas. Si es posible, aplicar en la quemadura dos o tres veces al día para una mayor efectividad. Siempre recomendamos recurrir al especialista lo antes posible para un mejor diagnóstico.

Quemaduras por Soldadura

Esta clase de quemaduras se la considera quemaduras de primer grado. Aquellos trabajadores de la construcción y metalúrgicas son los más propensos a esta clase de problemas, sin embargo estas personas son profesionales y saben cuidarse. Según las estadísticas las quemaduras por soldadura son en un 80% de índole casero.

¿Qué hacer ante una quemadura por soldadura?

Cómo se trata de una quemadura por calor, lo primero que haremos es tratar de bajar la temperatura en la zona de la piel afectada. La zona del cuerpo más común para esta clase de quemaduras son las manos. Si éste es tu caso, lo que debes hacer es colocar agua fría en un recipiente e introducir allí las manos.

Dejar actuar el agua fría por lo menos durante 5 minutos y cambiar el agua. Realizamos este paso de cambiar el agua porque con el calor de la herida y del cuerpo irá elevando su temperatura, por eso debemos cambiarla por agua más fresca.

Esto ayuda a desinflamar y aliviar el dolor, como un segundo paso lo que haremos es colocar aloe vera o por ejemplo el pepino. Anteriormente hemos explicado cómo crear un remedio casero a base de aloe vera para quemaduras, pero si en tu caso no tienes a mano una planta de aloe vera puedes utilizar cualquier fruta o alimento fresco.

La idea de estos métodos es bajar la inflamación y la temperatura en la piel mientras recurrimos a un especialista para que nos brinde un tratamiento adecuado. Recuerda que estos remedios caseros deben utilizarse como un tratamiento de emergencia y no un tratamiento final.