Los dolores musculares en el cuerpo son muy comunes, en especial en aquellas personas que practican deportes de alto impacto o que en su trabajo se esfuerzan físicamente todos los días.

Con el paso del tiempo, estos dolores son inevitables y muchas veces pueden terminar en dolores crónicos. Para esto existen diferentes clases de cremas de farmacia y caseras de muy buen resultado.

Ayudan a calmar el dolor y aceleran la recuperación muscular, en este artículo, te mostraremos las mejores cremas que puedes encontrar en tu farmacia, luego veremos las que pueden realizar en casa.

Cremas de Farmacia para Dolores Musculares y Articulares

High Grade Oil para dolor de espalda, piernas y articulares

Esta crema a base de cáñamo orgánico es muy efectiva para calmar dolores musculares, articulares y de artritis. Si por alguna razón tienes sufres dolores muy seguido, entonces esta es una crema que debes tener a mano.

Creada con ingredientes naturales no representan ningún problema, compatible con tipo de piel y está aprobada tanto por la FDA como por las entidades sanitarias en Europa. Producto de gran calidad y un precio accesible.

Shingles Relief Cream – Crema antibacteriana para herpes

Los principales componentes de esta crema son el aceite de coco, aloe vera, algas verdes y vitaminas que funcionan aliviando el dolor y las molestias ocasionadas por el herpes. Esta crema actúa rápidamente y ayuda a curar las pequeñas llagas en la piel.

Excelente para desinfectar, eliminar, virus y bacterias que pueden afectar nuestra piel cuando nos lastimamos, muchas veces debido a nuestro trabajo o actividad física, podemos lastimarnos con facilidad. Esta crema no sólo es un desinfectante, sino que ayuda a desinflamar y a calmar dolores por heridas y contracturas.

Cryo Derm – Gel frio para dolores musculares y de articulaciones

Este gel de acción rápida es muy efectivo para aliviar dolores musculares por golpes y dolor de articulaciones. Se aplica directamente en la zona a tratar y su efecto es refrescante y satisfactorio. Podríamos decir, que actúa en menos de 5 minutos, aliviando y anestesiando los dolores más intensos.

Recomendado y diseñado especialmente para atletas y deportistas, que sufren golpes medios a severos a diario. Su efectividad está comprobada y su valor es un poco elevado, pero es un producto de excelente calidad.

Cremas y pomadas caseras para aliviar dolores musculares luego del ejercicio

Los remedios caseros también son muy efectivos para aliviar todo tipo de dolores. Todas las personas en algún momento sufren alguna clase de dolor muscular o de huesos, y si eres deportista o tienes un trabajo pesado, conoces más que nadie que si no se tratan estos dolores pueden desencadenar en algo más grave.

Crema de pimienta de cayena, oliva y aceite de coco para dolores de piernas y espalda

La combinación de estos elementos naturales, ayudan a la circulación de la sangre, favoreciendo la relajación y reduce la inflamación de golpes y contracturas musculares. La aplicación de la crema debe ir acompañada de masajes suaves pero profundos, para ayudar a la sangre a llegar hasta últimas fibras de los músculos.

Materiales necesarios

  • Media taza de aceite de coco
  • Dos cucharadas de pimienta de cayena
  • Recipiente de vidrio
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Procedimiento

En el recipiente vamos a mezclar el aceite de coco con la pimienta. Revolvemos hasta formar una pasta. Podemos agregar un poco de aceite de oliva para lograr la densidad similar a una crema común.

También puedes utilizar esta crema para realizar un buen masaje para desarmar los nudos o contracturas musculares. Para esto haremos una crema un poco más líquida y que se parezca mucho a un aceite.

Utilizaremos los mismos ingredientes, si es posible pedirle a una persona cercana que nos realice un buen masaje con esta fórmula casera.

Aceite de León para dolores musculares

El aceite de León proviene de la hierba llamada diente de león, muy utilizada para los golpes e inflamaciones musculares, debido a que este es un desinflamante natural. Es efectivo tanto para los dolores articulares, de huesos y muscular.

La aplicación de este sencillo remedio casero es fácil de hacer y hasta puedes conseguirlo ya preparado en cualquier farmacia. Sin embargo, también puedes hacerlo tú mismo desde tu casa. Esto es lo que vamos a necesitar:

Ingredientes

  • Aceite de almendras
  • Algunas plantas de diente de león
  • Aceite de oliva

Procedimiento

  1. Colocar en un recipiente un vaso pequeño de aceite de almendras, agregar tres plantitas de diente de león y mezclar.
  2. Pondremos a calentar esta mezcla a fuego lento, hasta que se calienta lo suficiente para formar una especie de aceite más oscuro. Esto nos tomará aproximadamente 10 minutos a fuego lento.
  3. Apagamos el fuego y dejamos que la mezcla se asiente durante aproximadamente una hora.
  4. Con el aceite de frío, vamos a colarlo en un recipiente que podamos transportar fácilmente, cómo puede ser un frasco de vidrio de mermelada, etcétera.
  5. Terminado este paso, ya tenemos un aceite natural efectivo para los dolores musculares. La aplicación de este y cualquier otro aceite, debe hacerse sobre una piel limpia, seca y utilizar movimientos circulares haciendo presión, para que la piel absorba el aceite y los masajes son para que los músculos pueden relajarse.

Aceite de laurel para desinflamar y descontracturar los músculos

Utilizar el laurel para realizar un aceite es un remedio casero que tiene cientos de años, sin embargo, muchas personas no lo conocen. Las propiedades naturales de laurel brindan a la piel y las musculo propiedades antiinflamatorias y descontracturantes.

Si además agregamos un poco de aceite de almendra, obtenemos una receta casera excelente para masajear y descontracturar los músculos. Muy útil en aquellos músculos pequeños, como los hombros, cuello y cintura baja. A continuación veremos cómo realizar otro remedio casero de aceite de laurel:

Ingredientes

  • Hoja de laurel
  • Aceite de almendras de farmacia
  • Bote de mermelada de vidrio

Procedimiento

  • Introduciremos en el bote elegido las hojas de laurel y aceite de almendra. La cantidad necesaria que debemos utilizar es 3/4 de la capacidad del bote con aceite de almendra y el resto llenar con hojas de laurel, hasta su máxima capacidad.
  • Cerraremos bien y mezclaremos hacia arriba y hacia abajo para que el aceite de cubra todas las hojas.
  • Dejaremos reposar esta mezcla unos 45 días, esta es la manera más lenta pero más efectiva de obtener un buen aceite.
  • La otra forma posible de acelerar procedimiento, es calentar un poco la mezcla de aceite de almendras con las hojas de laurel y luego colocar en el recipiente seleccionado.
  • El calor produce que el aceite de almendras se caliente y extraiga rápidamente las propiedades de las hojas de laurel. Debes calentar esta mezcla a fuego lento durante 5 minutos, luego dejamos descansar dos horas antes de masajear el cuerpo con este aceite.