Rate this post

Como cualquier metal el oro con el paso del tiempo va “oxidándose” o perdiendo su brillo. Claro que “oxidar” es una manera de decir ya que este metal no se oxida. No te preocupes si tienes joyas de oro sin brillo, porque con los elementos caseros que te enseñaré a continuación y un poco de trabajo podrás dejar tus elementos de oro como nuevos.

No tendrás que recurrir a un especialista de limpieza de joyas, ni utilizar productos carísimos para esto. Sólo tienes que seguir los pasos que te vamos a indicar y todo quedará como nuevo.

Agua caliente y detergente lavavajillas para limpiar el oro

Esta combinación es excelente, es fácil de aplicar y da muy buen resultado. Estos son los pasos a seguir:

  • En un recipiente colocar agua caliente, no hervida y un chorrito detergente lavavajillas.
  • Mezclaremos un poco para formar un líquido homogéneo
  • No utilizar agua hirviendo cuando vamos a colocar joyas con piedras o elementos pegados a ella. El agua muy caliente puede ocasionar que el pegamento se afloje.
  • Dejar reposar el elemento de oro durante 20 minutos para que la solución de detergente y agua caliente tenga tiempo para actuar y aflojar la sociedad.
  • Utilizar un cepillo de dientes con cerdas suaves para pulir la pieza de oro. Se recomienda un cepillo lo más pequeño posible si la joya es pequeña.
  • Para elementos de oro más grande puedes utilizar un cepillo con cerdas un poco más duras.
  • No utilizar este método en elemento que no son de oro puro sino que están solamente bañados en él. Puede ocurrir que al frotarlo se quite el bañado de oro.
  • Enjuagar las piezas de oro con agua tibia y secar con un trapo de microfibra muy suavemente.
  • Para aquellas piezas muy pequeñas, donde es difícil secar el agua con un paño puedes utilizar una pistola de aire comprimido para hacer.

Pasta dental para limpiar oro

La pasta dental para limpiar piezas de oro es muy efectiva pero es un tanto abrasiva. Podríamos decir que debes utilizar este método solamente para que esas piezas que tienen un tamaño medio a grande y que están muy sucias o percudidas.

La pasta dental es un químico que por naturaleza es abrasivo, podría rayar el oro si lo aplicamos con demasiada fuerza o insistencia. Hay métodos más suaves que puedes utilizar pero de todas maneras te explicaremos cómo hacerlo con pasta dental.

Procedimiento

Vamos a mezclar un poco de pasta dental y agua tibia. Lo que debes hacer es colocar tres medidas de cepillo de diente de pasta dental y agregar un poco de agua hasta formar una pasta, ni muy densa ni muy aguada. Tiene que ser lo suficiente densa para poder pegarse fácilmente a la pieza de oro.

  1. Dejaremos actuar durante aproximadamente 20 minutos
  2. Luego con un cepillo suave vamos a empezar a frotar y limpiar las impurezas
  3. Luego con el cepillo limpio y mientras escurre agua sobre el metal vamos a limpiar un poco más
  4. Colocaremos la pieza ya limpia en un paño de micro-fibra y dejaremos secar
  5. Sí la pieza es muy pequeña, podemos utilizar aire comprimido para terminar el secado.

bicarbonato para limpiar el oro

Bicarbonato de sodio para limpiar oro

El bicarbonato es otro de los elementos caseros que todos tenemos en nuestro hogar. Sirve para limpiar casi cualquier cosa y en esta ocasión lo haremos para dejar como nuevo nuestras piezas y elementos de oro.

¿Cómo utilizó el bicarbonato para quitar manchas del oro?

Para hacerlo de la manera correcta debes seguir al pie de la letra los siguientes pasos:

  1. Colocar en un recipiente una cucharada de bicarbonato de sodio.
  2. Agregar unas gotas de agua caliente y mezclar hasta formar una pasta.
  3. Aplicar pasta en toda la superficie de la pieza de oro.
  4. Dejar actuar 20 minutos.
  5. Con un cepillo de dientes de cerdas suaves empezar a limpiar las impurezas.
  6. Enjuagar la pieza con agua caliente.
  7. Verificar el resultado y si es necesario repetir el procedimiento.
  8. Si estamos conforme entonces procederemos a secarlo con un paño de micro-fibra.
  9. Luego podemos utilizar aire comprimido o una pistola de calor para secar aquellos restos de agua que quedaron en los rincones más difíciles de la pieza.

Limón para limpiar piezas de oro

Todos conocemos las propiedades de limpieza que tiene el limón. Este cítrico es rico en ácido que puede ayudar no sólo a eliminar impurezas sino también a devolverle el brillo a metales y a diferentes objetos.

En esta ocasión lo utilizaremos para dejar como nuevo nuestras alhajas, cadenas, aros, anillos y pulseras de oro. Sólo tienes que seguir los siguientes pasos:

Procedimiento

  • Hacer un jugo de limón con cuatro o cinco limones. Lo suficiente para llenar medio vaso normal.
  • En un recipiente vamos a colocar el jugo y lo mezclaremos con media taza de agua caliente
    Colocaremos las piezas de oro que queremos limpiar allí adentro y dejaremos actúa la mezcla durante 20 minutos
  • Luego con cepillo suave vamos a limpiar, pulir nuestra pieza con paciencia y llegando a todos los rincones
  • Una vez realizada la limpieza dejaremos reposar nuevamente en agua caliente pero limpia.
  • Secaremos con un paño de micro-fibra y luego utilizaremos una pistola de calor o un secador de pelo para terminar el secado de las partes más difíciles.

Palabras finales

Como podrás ver los métodos caseros para limpiar piezas de oro son muy similares. Sólo varía algunos elementos y es posible que dependiendo del estado de la pieza, tengas que repetir no un par de veces para lograr el resultado esperado.

Recuerda que estás formas de limpiar el oro solamente son aconsejables para aquellas piezas de oro puro o con un bañado de calidad. Si tienes piezas bañadas en oro de calidad media o baja es aconsejable utilizar otra clase de métodos, estos pueden ser un poco agresivos. Estos consejos que servirán para las siguientes piezas de oro:

  • Cadena de oro
  • Oro blanco
  • Anillo de oro
  • Oro laminado
  • Oro viejo
  • Joyas de oro con piedras
  • Pulseras de oro
  • Collares de oro
  • Premios de oro
  • Estatuas