En este artículo veremos dos de los más efectivos remedios caseros para limpiar el colon. Estamos hablando del jugo de jengibre y el aceite de ricino. Seguramente habrás oído hablar de ellos ya que son muy utilizados para diferentes problemas de salud.

Ambos con propiedades excelentes no sólo para limpiar el sistema digestivo, sino también para ayudar a nuestro cuerpo aumentar sus defensas y luchar contra diferentes enfermedades. La naturaleza es sabia y nos brinda toda clase de recursos naturales que podemos usar a nuestro favor.

Te de jengibre para limpiar el colon y desintoxicar

Aunque el aspecto del jengibre no sea de lo más glamoroso es muy usado por sus propiedades y cualidades para la cocina. Se utiliza para darle ese toque especial a comidas, salsas y postres.

En los últimos años en la medicina moderna se ha estado utilizando la raíz del jengibre para fabricar diferentes productos. Pero no hay nada más efectivo y sano que utilizar directamente la raíz del jengibre.

Además de ser fácil de conseguir es muy económico y cualquier persona puede llevar a cabo un tratamiento casero con esta raíz. En esta parte del artículo vamos a mostrarte cómo hacer un té de jengibre que te ayudará a limpiar el colon y los intestinos.

Elementos necesarios

  • 15 gramos de raíz de jengibre o un puñado de raíces
  • 250 cm cúbicos de agua
  • Limón o menta

Forma de prepararlo

  1. Limpiar la raíz de jengibre y cortarla en pequeño en rodajas.
  2. Poner a hervir agua, la suficiente cantidad para que el jengibre este sumergido.
  3. Cuando empiece a hervir introducir las rodajas de jengibre. Apagar el fuego y dejar reposar aproximadamente por 10 minutos.
  4. Si el sabor no es de tu agrado puedes agregar limón o menta.

limpiar colon con remedios naturales

Jugo de jengibre

Otra forma de ingerir el jengibre es a través de un jugo. Para muchas personas esta es la forma más cómoda y sabrosa de hacerlo. La raíz de jengibre no tiene un buen sabor pero al mezclarlo con otras frutas prácticamente no se siente su amargura.

Consumir regularmente este jugo es excelente para mantener nuestros intestinos y colon limpio y libre de parásitos y bacterias. Por si no sabías el jengibre es un anti bacteriano y un anti viral natural por excelencia.

Materiales necesarios

  • 10 gramos de raíz de jengibre
  • Limón, naranja o el cítrico que más te guste
  • Edulcorante o azúcar
  • Agua fría

Procedimiento

  1. Cortar la raíz de jengibre lo más pequeño posible.
  2. Exprimir jugo de limón, de naranja o el que elegiste.
  3. Agregar todos estos elementos en una licuadora.
  4. Agregar medio litro de agua en la licuadora.
  5. Endulzar edulcorante o azúcar elegido.
  6. Licuar hasta obtener una espuma o especie de malteada.

De esta forma obtenemos un excelente y sabroso jugo de jengibre para limpiar el colon. Debe tomarlo principalmente en ayunas y antes de cada comida principal. Con el paso de las primeras 24 horas podrás notar cómo empiezas a ir al baño más seguido.

Eso significa que tu cuerpo se está purgando y eliminando aquellos desechos nuevos y viejos que estaban depositados en tu colon.

Laxante con aceite de ricino

El aceite de ricino también es conocido como aceite de castor. Tiene excelentes propiedades anti virales y puede limpiar los intestinos con facilidad. En este artículo vamos a hacer un laxante con aceite de ricino natural. No te preocupes porque este aceite es fácil de conseguir en farmacias y tiendas naturistas. Es económico y fácil de usar.

Tiene como principales características las siguientes:

  • Hidrata los intestinos y el colon ayudando a una evacuación más fácil de la materia fecal.
  • Lúbrica colón e intestino evitando que desechos queden pegados en la pared del mismo.
  • Antes de empezar a ingerir el laxante, vamos a hacer una pequeña prueba de 48 horas para saber si nuestro cuerpo asimila el aceite de ricino. Aunque es sano y prácticamente inofensivo puede ocurrir que algunas personas no le siente bien al estómago.

Para esto vamos a ingerir una cucharada de aceite de ricino en ayunas durante dos o tres días. Sí pasado el tiempo no tuviste ninguna sensación de malestar, quiere decir que el aceite es bien aceptado por tu cuerpo.

Puedes complementar el aceite de ricino con algún jugo de cítricos que te ayude con el mal sabor. Recomendamos el jugo de manzana ya que neutraliza el sabor amargo del aceite de ricino.

¿Cómo debo ingerir y qué cantidad de aceite de ricino?

La intensidad del purgante va a depender de la cantidad de aceite que ingiera. Sería ideal empezar solamente con una o dos cucharadas de aceite de ricino en ayunas durante dos o tres días.

Sí pasado este tiempo no obtienen los resultados deseados, puedes aumentar o duplicar la dosis. Recuerda que este remedio casero para limpiar el colon no es inmediato y necesita al menos 72 horas para empezar a lubricar tu sistema digestivo.

Se ha comprobado que es más efectivo en mujeres debido a que estás sufren más de tránsito lento y sequedad en el vientre. Rara vez los hombres tienen problemas para evacuar, pero si lo que necesitas es una limpieza más rápida entonces de dos a cuatro cucharadas en ayunas por día sería lo recomendable.

¿Puedo comer sólidos después de ingerir de laxante?

Recomendamos no ingerir alimentos sólidos por lo menos durante 6 horas después de haber ingerido el aceite. Es decir mantenerse en ayuna hasta la hora del almuerzo. Comer liviano es comer alimentos que favorezcan a una fácil digestión. Es un complemento excelente para que esté laxante funcione aún mejor.

Trata de comer muchas frutas, verduras y tomar por lo menos 2 litros de agua por día. Siguiendo estos pasos, te aseguro que en 48 o 72 horas tendrás tu colon y los intestinos totalmente limpios y funcionando a su máxima potencia.

Aunque parece algo sacrificado, cuando sientas los primeros síntomas de alivio notarás que el trabajo y sacrificio están dando su resultado y no tendrás problemas con seguir el tratamiento. Si por alguna razón tarda un poco más de tiempo en hacer efecto, entonces puedes prolongar el tratamiento durante 48 horas más.