Los problemas de falta de erección o impotencia en los hombres no es nuevo ni nada extraño. Alguna vez en su vida, han tenido alguna situación en donde no pudieron tener relaciones por una falta de erección.

Hay que hacer una diferencia entre impotencia y una falta de erección aislada, esto quiere decir que un hombre sano, por alguna situación no pudo tener una erección, a esto llamamos una impotencia aislada. Cuando el hombre lleva muchos meses o un largo tiempo con problemas de erección, entonces podríamos estar hablando de impotencia masculina.

La impotencia puede llegar a ser peligrosa, ya que también existe un factor psicológico muy importante. Un hombre que tiene su primer episodio de impotencia, automáticamente empieza a pensar mucho en ese tema y vuelve a repetirse una y otra vez.

Según los estudios de impotencia, tiene que ver muchas veces con problemas físicos y en una menor medida tiene un factor psicológico. Lo primero que debemos hacer es, tener en claro cuáles son las causas de la impotencia para saber si te sientes identificado con alguno de estos factores.

Gracias a los tiempos modernos y al avance de la tecnología, hoy existen muchos tratamientos para la impotencia, pueden ser diagnosticados y curados en un 90%. No deberías estar preocupado porque son raros los casos, donde el tratamiento no tuvo éxito.

¿Qué es la impotencia?

La disfunción eréctil o impotencia masculina, es la falta de capacidad constante de poder mantener una erección masculina. Los hombres que la padecen simplemente no tienen erecciones o tienen erecciones muy cortas.

La impotencia masculina debe diferenciarse de otra clase de problemas sexuales, como la eyaculación precoz o la falta de deseo. La potencia es una enfermedad que debe tratarse lo más rápido posible, si no se trata afecta la confianza y la psicología.

Causas principales de la impotencia

Vamos a dividir las causas principales de la impotencia en, causas físicas y psicológicas. Estas son dos partes de un mismo problema, debemos diferenciarlas porque cada una lleva su tratamiento específico.

Causas de impotencia psicológica

La parte psicológica en la impotencia se calcula que afecta a 2 de cada 10 hombres. Este problema no tiene una causa física, psicológicamente en la mayoría de los casos, se trata de una falta de confianza o de otros factores que veremos a continuación:

Ansiedad

La ansiedad es una causa común de impotencia, esto ocurre cuando un hombre, por algún motivo pudo haber tenido un episodio de falta de erección por nervios o vergüenza, desde ese momento empieza a pensar y tratar de que no vuelva a ocurrir.

Esto produce el efecto contrario, a la hora de tener relaciones, está muy pendiente de no volver a fallar y esto causa ansiedad y distracción. La concentración es muy poca y los nervios aumentan distrayéndolo del objetivo principal.

Estrés y falta de erección

Cada hombre es diferente y el estrés puede ser canalizado de maneras muy diferentes por los hombres. Algunos de ellos al estar estresado o mentalmente cansados, descargan estas tensiones a través del sexo, pero a otros le ocurre totalmente lo contrario.

El estrés y la fatiga mental provocan un cansancio extremo, qué es reflejado a través de la falta de deseo sexual y erecciones. Aquellos hombres que poseen trabajos muy físicos y agotadores, es muy posible que la falta de potencia sexual y deseo sea más común.

Angustia y depresión

Los problemas cotidianos, tanto económicos personales y de salud, producen gran cantidad de angustia, que luego puede terminar en una depresión. El hombre, al no poder asimilar y desconectar estos problemas de manera correcta, ocasiona que el deseo sexual prácticamente no exista, causando impotencia o disfunción eréctil.

Además del problema psicológico, aquellos fármacos antidepresivos y ansiolíticos, muchos de ellos poseen como efecto secundario baja de la libido y posible impotencia momentánea. Consumir estos fármacos son un último paso, tratar de evitarlos.

Asexuados o indiferencia al sexo

Esta es una situación poco común, por naturaleza los hombres son muy activos sexualmente. Pero existen muy pocos casos, donde el hombre prácticamente no siente deseos y tiene una indiferencia muy marcada con respecto a las relaciones sexuales.

Con el paso de la edad, esto se hace más notorio y prácticamente pueden pasar años sin tener ningún contacto sexual con una mujer o propio.

Miedo al fracaso

Es muy común en hombres entre 30 y 45 años que piensan que están envejeciendo. Ellos por el miedo a no fracasar sexualmente, producen el efecto contrario, creando ansiedad y miedo a fallar. Entran en un círculo vicioso, ya que el mismo miedo hace que no pueden tener erecciones normales, esto genera más miedo aún, formándose un círculo que nunca termina de cerrar.

Causas físicas de la impotencia

Las causas físicas son más fáciles de detectar y curar que una psicológica. Muchos casos consiste en dejar de hacer lo que nos causa el problema, cómo puede ser comer, fumar, beber en abundancia. A continuación, una pequeña lista de problemas físicos que causan problemas de erección o impotencia:

  • Obesidad y abuso de la comida
  • Los problemas cardíacos
  • Cigarrillo y tabaquismo
  • Azúcar alta y diabetes
  • Próstata inflamada
  • Consumo de fármacos con hormonas, antidepresivos, etcétera

Si tu médico diagnostica su posible caso de impotencia por alguno de estos factores, simplemente tienes que seguir el tratamiento que él te indique, seguramente en pocas semanas podrás notar resultados positivos.

¿Porque no se le para a un hombre joven?

Esta es una pregunta realmente realizada por mujeres, ellas piensan que sólo los hombres mayores pueden tener problemas de disfunción eréctil. Esto en parte es realidad, pero hay muchos casos de hombres menores de 35 años con problemas de erección.

Como dijimos anteriormente, esto tiene muchas causas tanto físicas como psicológicas. La depresión, la ansiedad, problemas físicos y consumo de drogas, alcohol y fármacos, son los principales causantes del problema de erección en hombres jóvenes.

Si tu pareja o si tú eres hombres, tienes un problema con mantener las erecciones, deberías consultar a un médico y verificar cómo es tu vida. Analiza para saber si tienes problemas con el alcohol, fármacos o eres demasiado ansioso y estás estresado todo el tiempo.

¿A qué edad un hombre deja de tener erecciones?

Un hombre puede tener erecciones hasta una edad muy avanzada, no quiere decir que puede tener relaciones sexuales como cuando era joven, pero si puede tener buenas erecciones durante varios minutos sin problemas.

La causa de impotencia en los hombres mayores, se debe más a un desgaste físico y el consumo de muchos medicamentos, como pastillas para diabetes, alcohol y fármacos para presión alta. Estos tienen como efecto secundario, producir una baja importante en el deseo y en las erecciones.

¿Qué puedo hacer si mi pareja tiene problemas de impotencia?

Para resolver este problema debemos descartar una parte física. Es decir, recurrir a un médico especialista, para que nos realicen una serie de análisis para conocer si la raíz del problema es físico.

En muchos casos, con un corto tratamiento de pocas semanas o pequeñas intervenciones quirúrgicas, el problema se soluciona efectivamente. Es muy saludable, no sólo para el hombre sino para la pareja aceptar que hay un problema y no dejar pasar el tiempo para solucionar.

Cuando hemos descartado un problema físico, recurriremos a la parte psicológica. En la mayoría de los casos, se trata con simple terapia y como dicen los grandes psicólogos, para tener una buena erección simplemente necesitas tener ganas y estar lo más relajado posible.

Ejercicio físico y bajar de peso

Los hombres generalmente son amantes de los deportes y de los ejercicios, pero con el pasar de los tiempos y el ritmo de vida, el trabajo y las preocupaciones, hace que dejen los ejercicios y comer sanamente.

El aumento de peso, la pérdida de masa muscular y estado físico, no sólo hacen que no nos veamos bien, sino que en muchos casos, es el principal causante de falta de erección o impotencia. El cuerpo simplemente se esfuerza demasiado para realizar actividades que antes lo hacía con mucha destreza, entre estos el acto sexual.

Bajar de peso es fundamental no sólo para nuestra salud en general, sino para favorecer la circulación de la sangre para las erecciones. El sobrepeso trae como efecto secundario diabetes y presión arterial alta, al tomar medicamentos para esta clase de enfermedades, es muy posible que estos tengan como efecto secundario problemas para mantener erecciones.

Pastillas para tener erecciones y disfunción eréctil

El mercado actual existen muchísimas marcas y diferentes clases de pastillas, tanto naturales como hechas en laboratorios para aumentar las erecciones y combatir la disfunción eréctil. Debemos aclarar, que las pastillas pueden ser de ayuda momentánea, para que ellos problemas de disfunción eréctil por causas psicológicas. Siempre es mejor tratar el problema de raíz.

De todas maneras, las pastillas para la impotencia naturales, son el boom del mercado, poseen ingredientes sanos, sin efectos secundarios que puedes consumir sin problemas. A continuación, te daremos una pequeña lista, de aquellos ingredientes que debe tener una buena pastilla para evitar la disfunción eréctil.

Ginseng

El ginseng es una raíz que tiene como efecto dilatar los vasos sanguíneos, potenciar y facilitar la circulación de la sangre. Aumenta la libido masculina y además muchos hombres que la usan, dicen tener efectos similares al viagra.
Además se pudo detectar un aumento notable en los espermatozoides si se toma con regularidad.

Maca

Se la denomina el viagra natural, al corregir problemas hormonales, también aumenta la testosterona y el volumen de esperma. Es sana, natural y efectiva para aquellos hombres que necesitan un empujón para tener erecciones bien firmes.

Guaraná

Esta semilla es muy usada, funciona como un excelente energizante natural. El compuesto principal de esta semilla es la cafeína, un estimulador por naturaleza. Excelente para aquellos hombres que necesitan un poco más de energía sexual.

Goji

Esta es una fruta originaria de China, posee gran cantidad de proteínas y vitaminas en su composición. Es un buen recurso para aquellas personas que no tienen una buena alimentación y se sienten cansados. Además ayuda a la relajación y la concentración, piezas fundamentales para una buena erección masculina.