como limpiar un inodoro
Rate this post

Tanto el vinagre de manzana como el vinagre blanco no sólo sirven para condimentar comidas, sino que también por naturaleza es un excelente desinfectante y limpiador. Este es sin dudas, uno de los ingredientes naturales o caseros más utilizados para limpieza de nuestro baño.

En esta ocasión vamos a utilizar el vinagre blanco para limpiar inodoros muy sucios, manchados y con sarro. Lo bueno de este producto es que es totalmente natural y no representa ningún riesgo para la salud al utilizarlo para la limpieza, porque no tiene ningún químico peligroso.

El bicarbonato de sodio también es otro excelente elemento limpiador, anti-viral y anti bacteriano. Al combinarlo con el vinagre blanco formamos una mezcla muy poderosa para limpiar, no sólo el inodoro si no cualquier parte de nuestro baño o de nuestro hogar.

En el mercado actual existen muchos productos químicos para limpiar inodoros y baños, pero estos en muchos casos son muy fuertes, ocasionan intoxicaciones al respirarlo o afectan a la piel si es que no usas una buena protección.

Por este motivo es que el bicarbonato y el vinagre son los más buscados para realizar la limpieza del hogar. Es una solución casera y natural muy efectiva.

Limpiar un inodoro con vinagre blanco y bicarbonato

El inodoro es un lugar repleto de bacterias y gérmenes debido al uso que le damos. No sólo es importante que se vea limpio sino que también esté totalmente desinfectado. Es importante tener en cuenta que no solamente debemos limpiar y desinfectar el inodoro sino que también el piso a su alrededor.

A continuación te muestro cómo podemos utilizar el bicarbonato y el vinagre blanco para desinfectar y blanquear nuestro inodoro.

Pasta de bicarbonato y vinagre para blanquear el inodoro

Lo primero que haremos es formar una pasta limpiadora, a base de bicarbonato de sodio y vinagre para blanquear y eliminar cualquier mancha. Tenemos que seguir los siguientes pasos:

Material necesario

  • Vinagre blanco
  • Bicarbonato de sodio
  • Cepillo limpiador de inodoro

Procedimiento

  • Colocar dos cucharadas grandes de bicarbonato en un recipiente.
  • Agregar dos cucharadas medianas de vinagre blanco.
  • Mezclar hasta formar una pasta algo aguada.
  • Una vez que la pasta esté formada, vamos a rociarla en las partes más sucias del inodoro.
  • Con el cepillo para baños refregaremos de manera circular mientras se pueda y en lugares difíciles simplemente repasar varias veces para quitar las manchas.
  • Si las manchas son muy difíciles, puedes dejar reposar la mezcla antes de refregar durante 15 minutos.
  • Luego de haber limpiado las manchas enjuagar con agua caliente casi hervida.
  • Una vez que el inodoro esté totalmente limpio vamos para rociar sólo con vinagre blanco toda la superficie del inodoro y dejaremos actuar durante 2 horas. Esto servirá para desinfectar por completo el inodoro y resaltar el brillo.
  • Puedes repetir este método casero las veces que desees. Si tu inodoro se ensucia muy seguido, puedes hacerlo por lo menos 2 veces a la semana.

Esta pasta limpiadora también puede utilizarse no sólo para el inodoro sino para limpiar bañeras, bidets, grifos y todo elemento que se encuentre en el baño. Recuerdo también de las bañaderas y lavatorios también son fuentes de gérmenes y bacterias, debes mantenerlo lo más limpio y desinfectado posible.

limpiadores caseros para inodoros

Vinagre blanco y bicarbonato para limpiar bañaderas

El método para limpiar bañaderas es muy similar al usado para los inodoros. Dependiendo de lo sucio que este tú bañadera, muchas personas antes de colocar la pasta de bicarbonato y vinagre ablandan las manchas dejando actuar el vinagre blanco durante por lo menos 4 horas.

Simplemente rocían el vinagre por toda la bañadera y dejan reposar. Luego con la misma pasta limpiadora casera que hicimos anteriormente, frotamos y limpiamos la bañadera. Pero en este caso vamos a utilizar una esponja dura o una esponja de acero inoxidable.

Esto ayudará a limpiar con más facilidad las manchas más difíciles y cubrimos una buena parte de la superficie de la bañadera con rapidez. Es una excelente manera no sólo de mantener nuestra bañadera limpia y desinfectada, sino que también facilita mucho el trabajo.

Eliminar el sarro conecta pasta casera

El sarro es otro problema que tenemos en los baños. Principalmente en los grifos y lugares donde el agua puede quedar estancada. Claro que la acumulación de sarro depende mucho del agua que tengamos en nuestro hogar.

Con el tiempo este se va formando y pegando, dando un mal aspecto al baño y provocando algunos problemas de estancamiento y mal funcionamiento de grifos, ventanas, etcétera.

Dependiendo del tiempo que el sarro está pegado en algún elemento del baño. Será más o menos difícil quitarlo. Para hacerlo efectivamente siempre aconsejamos rociar con vinagre y dejar actuar durante varias horas.

De esta manera ablandaremos el sarro y luego al utilizar la pasta será mucho más fácil de limpiar. Repetimos el mismo procedimiento para crear la pasta limpiadora y utilizaremos para frotar o refregar una esponja de acero inoxidable para facilitar la limpieza.

Limpiar tapa de inodoro amarillenta y manchas marrones

Otra parte importante para limpiar y desinfectar del inodoro es la tapa en donde nos sentamos. Con el paso del tiempo y el uso, no importa de qué material está construida, se va ensuciando y cambiando de color.

El blanco se va transformando en amarillento dando un muy mal aspecto. La mejor manera de devolverle su color y brillo original es simplemente utilizando el bicarbonato y el vinagre blanco.

Utilizamos la misma pasta creada anteriormente y refregamos con un cepillo duro. Puede utilizarse el cepillo del inodoro pero completamente limpio. Esto quitará no sólo las manchas marrones pegadas, sino también quitará ese color amarillento, volviéndolo al blanco y brilloso color original.

Como podrás ver esta poderosa combinación de bicarbonato de sodio y vinagre es excelente para blanquear, desinfectar y dejar como nuevo cualquier accesorio que tengas en este caso en el baño o en el hogar. Es un método casero fácil de realizar y muy poco.