pulir pisos de ceramico en casa
Rate this post

Los pisos de cerámica rústica y tipo azulejos son más usados en los hogares, sitios públicos, debido a que son fáciles de limpiar, duraderos y además su instalación no requiere grandes técnicas.

Sin embargo es importante mantenerlos limpios para evitar desgastes prematuros y conservarlos siempre como nuevos. Antes de aplicar cualquiera de los trucos y métodos que detallaremos a continuación, aconsejamos hacer una prueba en una pequeña parte del piso para ver como interacciona el método.

Trucos y técnicas para limpiar pisos de cerámica muy sucios y manchados

Limpieza de pisos de la cocina baños y galerías

Cómo sabrás existen muy buenos productos para limpiar esta clase de pisos, que no sólo necesitan una limpieza sino también una desinfección. A continuación te mostraremos algunos pasos que debe seguir para maximizar está limpieza y luego al final haremos algunos trucos caseros para obtener los mejores resultados.

Pasos importantes

  • Lo primero que debemos hacer es quitar el polvo y la tierra más superficial. Para esto utilizaremos solamente una escoba y si es posible una aspiradora con buena potencia.
  • Debemos aspirar o quitar la suciedad superficial y recuerda quitarla de todas las esquinas, es el lugar más difícil para barrer.
  • En un recipiente como un balde vamos a colocar agua muy caliente y utilizaremos algún producto de preferencia para limpiar cerámicos.
  • La herramienta ideal para realizar el siguiente paso es tener un lampazo o trapeador de microfibra. Mojaremos el lampazo en la mezcla y luego empezaremos a limpiar el piso, siempre en forma circular y tratando de llegar hasta el último rincón del piso.
  • No frotar o refregar el piso con cepillos duros, esponjas de acero inoxidable o cualquier otro elemento que pueda rayar la cerámica.
  • Puedes utilizar un cepillo finito de cerdas suaves, para eliminar la suciedad de las juntas de las baldosas.
  • Cómo último paso debemos secar nuestros pisos con un trapo limpio, seco y para sacarle brillo podemos utilizar paños de microfibra para lograr un mayor resultado.

Amoniaco para limpiar pisos de cerámica

El amoníaco es uno de los químicos más usados y más poderosos a la hora de limpiar y desinfectar no sólo pisos de cerámicas, sino cualquier tipo de piso resistente. Claro que nunca usaremos este químico para pisos de madera o similares.

Como dijimos antes es de químico es muy fuerte Y por lo tanto debe utilizar los cuidados y protecciones correctas. Un par de guantes y unas gafas de seguridad es suficiente.

Preparación de la mezcla de amoníaco y agua para limpiar

  • Un recipiente vamos a colocar tres cucharadas de amoníaco y medio litro de agua
  • Vamos a mezclar un poco hasta obtener una mezcla homogénea y bien distribuida
  • Elegiremos una pequeña parte del piso para limpiar y hacer una prueba
  • Antes de colocar la mezcla recuerda utilizar guantes y gafas de seguridad
  • Con un trapo limpio vamos a mojarlo en la solución, la distribuiremos en la baldosa o en la zona del cerámico que decidimos utilizar para esta prueba.
  • Frotaremos en forma circular haciendo un poco de presión, con un cepillo pequeño vamos a quitar la suciedad y el sarro de los bordes o juntas de la baldosa de cerámica.
  • Con otro trapo limpio, humedecido con un poco de agua, vamos a proceder a quitar el resto de mezcla y suciedad. Podrás ver cómo ésta va pegándose en el trapo limpio y apareciendo el brillo.
  • Para darle el toque final y abrillantar aún más el piso, podemos utilizar un lampazo seco de microfibra y de manera circular pasarlo varias veces hasta obtener el resultado deseado.

metodos caserps para limpiar ceramicos

Vinagre para limpiar pisos de cerámica

Este es otro elemento casero que tiene como una de sus principales propiedades la limpieza y la desinfección. Es un excelente removedor de suciedades, puede quitar óxido y sarro si dejamos actuar por lo menos 12 horas.

En este caso lo usaremos para limpiar pisos de cerámico sucios o percudidos. Dependiendo del estado del piso que vamos a limpiar puedes simplemente utilizar dos métodos similares:

Método 1 para pisos sucios pero no perjudiques

Este método es para para pisos con suciedad normal. Tenemos que seguir los siguientes pasos:

  • En un recipiente o balde para limpieza vamos a colocar por lo menos 3 litros de agua tibia y una taza grande de vinagre.
  • Mezclaremos algunos segundos para obtener una mezcla homogénea.
  • Con un trapo o lampazo mojaremos en la mezcla de vinagre y agua y procederemos a limpiar como hacemos habitualmente.
  • Podemos recrear con un poco de intensidad o bien limpiar dos veces el cerámico.
  • Luego con un lampazo húmedo solamente con agua, vamos a poder quitar un poco del vinagre.
  • Y como último paso secaremos con un lampazo de microfibra seco varias veces hasta que podamos obtener el brillo original.

Métodos para pisos muy sucios o percudidos

Este método es muy similar al anterior sólo que vamos a hacer una mezcla un poco más pura o más fuerte y dejaremos actuar durante algunas horas.

  • En el método anterior la hicimos con 3 litros de agua y una taza grande de vinagre, ahora utilizaremos tres litros de agua pero dos tazas de vinagre. Siempre estamos hablando de vinagre blanco y no de otra clase.
  • Mezclaremos exactamente como el paso anterior y podremos notar un olor a vinagre mucho más fuerte.
  • Con el lampazo vamos a mojar y refregar todo el piso, pero esta vez lo dejaremos reposar un poco más de tiempo esta solución antes de quitarla, dejaremos actuar sin secar durante 2 horas.
  • Luego de transcurrido este tiempo, procederemos a quitar el vinagre con un lampazo limpio y húmedo con agua tibia.
  • Cómo pasó final utilizaremos un lampazo seco de microfibra para terminar de eliminar la humedad del piso y resaltar el brillo.

Estos métodos son muy efectivos para cualquier piso de cerámica, en cualquiera de sus formas y estados. Puede utilizarlo en:

  • Pisos de cerámica muy sucia
  • Cerámica rústica
  • Cerámica porosa
  • Pisos de cerámica manchados o percudido